top of page
  • Mario Alegre-Barrios

La “Gran misa en do menor” de Mozart se estrena en Puerto Rico

Actualizado: 10 dic 2022



LA “GRAN MISA EN do menor, K. 427” de Wolfgang Amadeus Mozart ha tenido que esperar poco más de 239 años desde su estreno en Salzburgo —el 26 de octubre de 1783— para tener su primicia en Puerto Rico, acontecimiento que tendrá lugar este sábado 10 de diciembre en la Sala Sinfónica Pablo Casals del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, en la continuación de la temporada de abonos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico —bajo la batuta del maestro Maxmiano Valdés— y un elenco encabezado por la Coral Filarmónica de San Juan —dirigida por la doctora Carmen Acevedo Lucío— y un cuarteto de solistas formados por la soprano Alba Franco Cancel, la mezzosoprano Gabrielle Timofeeva, el tenor Jehú Otero y el barítono Ricardo Sepúlveda.


“La ‘Gran Misa en do menor’ de Mozart es una obra monumental en la que el compositor se confronta con la gran tradición contrapuntística de Bach y Haendel, creando una música de extraordinaria belleza y recogimiento espiritual”, señala en expresiones escritas el maestro Valdés. “La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico junto a la Coral Filarmónica y cuatro distinguidos solistas darán vida a esta gran Misa por primera vez en Puerto Rico”.


Para la profesora Acevedo Lucío, “este concierto reviste una oportunidad extraordinaria para la Coral Filarmónica de San Juan de seguir haciendo la mejor música, luego de dos años y medio de ver reducida nuestra actividad forzosamente debido a la pandemia”


—La Coral Filarmónica ha cantado el “Réquiem” de Mozart en seis ocasiones y hace mucho tiempo el maestro Valdés y yo conversamos sobre la “Gran Misa”, obra que yo siempre he tenido mucho interés en hacerla, pero por su complejidad su estreno en Puerto Rico se seguía proponiendo —añade la doctora Acevedo Lucío—. Ahora finalmente se nos da la oportunidad este año y estamos felices.


La directora coral y profesora en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico comenta que se trata de “una misa sumamente compleja, pero de la misma manera es sumamente gratificante cantarla”.


— Me parece que las intervenciones especialmente de la soprano y la mezzosoprano son extraordinariamente difíciles, pero también así de bellas son las interpretaciones de las dos solistas en este concierto —explica—. Me siento bien orgullosa de que todos los artistas para esta noche son puertorriqueños. Vemos el gran talento que hay en estas voces jóvenes que están haciendo una labor extraordinaria y sumamente profesional. Va a ser éste un gran concierto sin duda alguna y otro logro para la Coral Filarmónica, que está encaminada a seguir haciendo buena música por mucho tiempo más.


Alba Franco Cancel —quien cantará la parte de la soprano I— explica que, luego de 13 años de residir en Estados Unidos, en el 2021 regresó a Puerto Rico y es profesora de canto en nuestro Conservatorio de Música.


—Me fui de Puerto Rico una vez terminé mi bachillerato para hacer mi maestría en la Universidad de Illinois y luego el doctorado en el Conservatorio de Música de la Universidad de Missouri, en Kansas City —explica—. Una vez lo finalicé, me mudé a California , donde estuve como artista residente con la Ópera San Luis Obispo y allá estuve enseñando también en Cuesta College, donde actualmente todavía doy clases en línea.

Por su parte, Gabrielle Timofeeva señala que “soy ex alumna del Coro de Niños de San Juan y egresada de Ejecución en Canto del Conservatorio de Música de Puerto Rico”.


—Esta es la tercera vez que canto con la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, la primera vez en “Mesías”, de Haendel, en el que canté como alto; la segunda vez como soprano II y alto en el “Gloria en re menor”, de Vivaldi, y ahora regresó para cantar la “Gran Misa en do menor”, de Mozart, como soprano II —comenta—. Para mí significa mucho cantar esta obra porque hace tres meses que me trasladé a vivir a Chicago y me da un gusto inmenso regresar a Puerto Rico para con muchos compañeros queridos con quienes llevo colaborando mucho tiempo y con la Coral Filarmónica de San Juan, con la que empecé a cantar para hacer “Mesías”. Ha sido muy grato retornar a Puerto Rico para cantar esta música que es sumamente retante y pero a la vez muy interesante, hermosa y dramática. Estoy sumamente emocionada y honrada por esta oportunidad.

Para Jehú Otero, esta es la segunda ocasión en que canta con la Sinfónica de Puerto Rico, luego de hacerlo por primera vez en el 2009, en “Mesías” de Haendel.


—Actualmente estoy como artista residente en la Ópera de Utah y en el verano próximo cantaré con la Ópera de Santa Fe —señala—. Para mí es un honor estar de nuevo en Puerto Rico para cantar con la Sinfónica esta magna obra que se interpreta en la isla por primera vez. Venir a Puerto Rico y cantar aquí es un deber porque yo le debo mucho a mi país y siempre estaré dispuesto a venir y compartir mi arte con mi gente.





Finalmente, Ricardo Sepúlveda —egresado del Conservatorio de Música de Puerto Rico, donde actualmente es catedrático auxiliar— califica como “una oportunidad inmensa” cantar en el que considera como su “debut oficial” con la OSPR.


—Es sumamente significativo para mí porque estoy en escena con otros tres solistas a quienes admiro mucho, con la Coral Filarmónica de la maestra Carmen Acevedo y con varios miembros de la Sinfónica que me dieron clases —apunta—. Tuve una educación musical bien humilde antes de entrar Conservatorio, adonde entré por Composición y luego me cambie a Canto. Esta semana ha sido maravillosa por poder trabajar en esta obra tan monumental y fabulosa. Aunque solamente canto un movimiento, es muy especial para mí. Deseo que personas que tengan un trasfondo como el mío sepan que es posible alcanzar lo que uno se propone si se trabaja con tesón y mucha pasión, sin rendirse nunca.


Los boletos para este concierto están a la venta en la taquilla del CBA y en Ticketera.com.




313 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page