• Mario Alegre-Barrios

Dhara Rivera con 'Mira, Mira' en Alto del Cabro


Hace, luego existe… así lo valida la huella de Dhara Rivera a lo largo de toda una vida consagrada al arte, navegar que desde hace varias semanas tiene puerto en la comunidad Alto del Cabro y que este sábado -entre 3 p.m. y 7 p.m.- se materializará públicamente en esta geografía cangrejera con la presentación de Mira, mira, iniciativa plástica multidisciplinaria comisionada a Dhara por el Museo de Arte Contemporáneo, como parte del Proyecto Santurce, el MAC en el barrio.

Este proyecto -cifrado en el agua y los espejos- consta de varios performances, una exhibición fotográfica, talleres y diversas instalaciones que tendrán su espacio entre la comunidad Alto del Cabro y la Laguna del Condado, con Karen Langevin como artista invitada. “Mira, Mira es parte de un programa que desde hace algún tiempo viene desarrollando el Museo de Arte Contemporáneo”, explica Dhara. “Cada año se identifica a uno o varios artistas y se les comisiona este proyecto. El hilo conductor es la relación histórica y extraordinaria que tuvo y tiene esta comunidad de Alto del Cabro con la Laguna del Condado. Antes de la construcción de la avenida Baldorioty, ambos espacios estaban unidos y hay una gran historia de este vínculo. Esta relación todavía existe pero es necesario darle aun más relevancia”.

“A partir de esto -añade Dhara- Mira, Mira incluye imágenes históricas y actuales de la comunidad, instalaciones que flotarán en la laguna, performances con Karen Langevin, un juego de espejos como multiplicador de miradas, en fin… todos están invitados a visitarnos y participar, no solo por las actividades artísticas que hemos programado, sino también porque es una estupenda oportunidad para acercarse a esta comunidad tan singular, integrada por personas muy especiales, muy afectuosas y que son sobrevivientes de uno de los barrios más emblemáticos de Santurce”.

Conversamos por última vez hace muchos años -quizá demasiados- cuando el cabello de Dhara aún era negro y el mío todavía no comenzaba a caerse, quizá en la víspera de alguna de sus exhibiciones que ahora ya ninguno de los dos recuerda.

Quizás entonces -quizá no- hablamos de buena parte de lo mismo que platicamos ahora… tal vez solo lo supongo porque en algún lugar de mi memoria algo late al escuchar a Dhara evocar algunos de sus propios recuerdos, como el del agua, como el de la impresión indeleble que dejó en ella su segundo viaje por mar desde España a Puerto Rico, cuando ya había cumplido los seis años y cruzaba el Atlántico por segunda vez, luego del trayecto de ida en una época en la que aun era demasiado pequeña para saber lo que ocurría.

“Era muy niña cuando crucé el Atlántico dos veces”, recuerda Dhara en medio de un paréntesis de su cargada agenda creativa en el centro comunal de Alto del Cabro, centro de operaciones de Mira, Mira”. “A la ida tenía solo dos años, de hecho, los cumplí durante la travesía y no recuerdo nada del viaje. De regreso a Puerto Rico ya tenía seis y medio y la visión tan potente de ese mar, de esa inmensidad de agua, me definió. Altamar tiene un color muy particular, único. No hace mucho encontré diapositivas de ese viaje, en color, y de inmediato me transporté a esos momentos… y a mi hermana le sucedió lo mismo. Es una impronta muy fuerte y creo que de ahi viene mi fascinación por el agua y el color”.

Dhara recuerda que aquella niña que fue creció acunada por un ambiente muy creativo, con un padre científico y una madre que “siempre estaba haciendo cosas y así nos entretenía en España, haciendo siempre algo, enseñándonos a tejer”, como algo muy natural. “Para mí siempre fue muy normal hacer cosas, hacer arte… con el tiempo empecé a dibujar y luego, cuando entré a la universidad, hubo algún interés por la biología y las ciencias sociales, pero finalmente me enfilé en Bellas Artes y, dentro de ellas, poco a poco me fui definiendo hasta llegar a la diversidad de cosas que hago como artista”.

Con el grabado como primer amor en su formación académica, Dhara, señala que esa disciplina fue en la que se especializó como parte de su primer bachillerato, cursado en el recinto riopedrense de la Universidad de Puerto Rico y prólogo a sus estudios en Pratt Institute. “Ahí ya se había definido en mí la pasión por lo físico del oficio, en contraste con la distancia que siempre he mantenido con la pintura. Creo que soy como una hormiga… hago y hago. Existo a través de hacer… siempre tengo algo entre las manos para hacer… un hilo, un cordón”.

Agrega Dhara que al graduarse de la UPR ya conocía a Jaime Suárez. Con él descubrió la cerámica y, desde ella, la escultura, pasiones que desembocaron en esa visión tridimensional del arte como pobladora de espacios a través de lo que fue su proyecto de graduación en Pratt y que solo más tarde sería clasificado como “instalación”, disciplina en la que convergen todas las avenidas y todos los materiales y todas las licencias creativas y todas las posibilidades en las que ese hacer perpetuo palpita, incluso como manantial para otra de las grandes pasiones de esta artista: la enseñanza, misión que cumple como profesora en la Escuela de Artes Plásticas.

“Enseñar me viene en la sangre”, asevera. “Mi madre enseñó y también mi abuela y mi bisabuela fueron maestras, con la particularidad de que no fueron solo maestras, sino también mentoras. Mi abuela tuvo una escuela modelo y mi madre vivió intensamente esa vocación, incluso como alfabetizadora, capaz de toparse con ese niño que se había ‘colgado’ y decía ‘no es posible, yo lo voy a enseñar a leer’. Al día de hoy tengo comunicación con uno de tantos niños como ese, que gracias a mi madre aprendió a leer y hoy es maestro. Ese amor y ese respeto por la enseñanza me viene de ahí y sin duda alguna lo disfruto inmensamente”.

Ilusionada con la continuación de Río y Respiro, proyecto multimedia en tributo al Río Grande de Loíza, a Dhara se le ilumina la mirada al hablar de lo que entraña esta gran obra cifrada “en la instalación efímera, el recogido de historias orales y un documental”. Es el documental precisamente lo que espera por ella, una vez termine este sábado su breve residencia en Alto del Cabro. “Se trata de algo muy hermoso, un proyecto que también es agua y al que deseo darle algo más de mí”, finaliza.

De eso conversaremos más adelante.

Por su parte, Marianne Ramírez Aponte, Directora Ejecutiva y Curadora en Jefe del MAC, señala que “Proyecto Santurce: el MAC en el barrio persigue promover el diálogo entre espacios urbanos, la gente que los ocupa y la memoria para ampliar una convocatoria que a través de la intención artística y la educación, contribuya a plantear una evolución verdaderamente participativa de las comunidades de Santurce”.

“La ciudad, que no es otra cosa que el deseo de vivir en comunidad -agrega Marianne-, tiene una dimensión política y de derechos humanos que no debemos perder de vista. Nos honra desde el MAC, y desde ese espacio llamado ‘museo’ (que tiene unas connotaciones bien específicas), el promover ese sentido de comunidad, de valorización histórica, y el ser un importante eje de discusión para repensar las políticas de desarrollo urbano y lo que significa revitalizar una ciudad. Mira, Mira es una propuesta liberadora en la medida en que hace la pregunta de a quién pertenece el paisaje y lleva a la comunidad a recuperarlo a través del lenguaje simbólico del arte”.

PROGRAMA DE “MIRA, MIRA”

3:00 p.m.

  • Punto de encuentro: Centro Comunitario de Alto del Cabro, Calle Mariana

  • Exhibición de fotodocumentos y proyecciones

  • “Mira, Mira / Visión y Retrovisió”, con participación del público. Interacción con telescopio y avistamiento del paisaje

  • Paseos en “dinghy” por la Laguna

3:30 p.m.

* Acciones performáticas:

  • Dibujo espacial

  • Espejos en movimiento

  • Imágenes flotantes

5:30 p.m.

Lugar: Laguna del Condado

* Performance por Karen Langevin, con retransmisión en vivo (streaming) al interior del Centro Comunitario

Créditos:

Foto superior y vídeo: Eileen Rivera-Esquilín

Fotogalería: Documentación de "Mira, Mira". Cortesía: Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico - MAC

#Dhara #Museo #Santurce #AltodelCabro

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.