• Mario Alegre-Barrios

Hacia el fin de su gira Coralia, "con la excelencia como norte”


Coralia tendrá esta noche el concierto final de su gira por diversas regiones de Francia en el marco del Festival de Coros Laureados, presentación que se llevará a cabo en el Palacio del Papa, en Avignon.

Desde el martes pasado el Coro de Concierto de la Universidad de Puerto Rico ha desarrollado una intensa agenda con estaciones en el Theatre de Verdure, en Lyons; la Cathédrale de Vaison-la-Romaine; Eglise St. Sauver, en Crest; la Cathédral Saint Apollinaire, en Valence y, anoche, en Eglise, en Saint Jean de Muzols.

En conversación con la profesora Carmen Acevedo-Lucío, la fundadora y directora de Coralia comenta que estar en el llamado Viejo Mundo “les quita el aliento”. “Es mágico pisar estructuras tan magníficas como la Iglesia San Salvador; y, sí, nos inspira sentir nuestras voces resonar entre estas paredes. El jueves ofrecimos nuestro tercer concierto en Francia ante un público curioso de escuchar un coro de Puerto Rico mientras muchos en la audiencia se preguntaban ‘¿dónde queda Puerto Rico?’. El repertorio contemporáneo les impresiona, sobre todo porque lo cantamos de memoria”, comenta. “Todo el programa se canta de memoria y eso deja al público perplejo. ‘Sans partition?’, piensan, ‘¿cómo es posible que hayan memorizado todo ese repertorio desde Monteverdi, Mendelssohn y Poulenc hasta los contemporáneos como Antognini, Galante y Benéteau?’ Y Coralia canta haciendo ver que este repertorio parece más simple de lo que es y que de simple no tiene nada”.

Al llegar al repertorio folclórico y puertorriqueño fue palpable la manera como el público lo disfrutó. “Movían los hombros y marcaban el ritmo con sus pies. Se contagiaron con el pulso de la música”, apunta. “Llegamos a la conclusión del programa, no sin antes cantar la ñapa. De hecho al salir del concierto mientras desfilábamos, varios en el público intentaron detenernos para que regresáramos al escenario para seguir cantando. ¡Qué muestras tan bonitas de su agrado por lo que acababan de presenciar!”.

El concierto del viernes -en la Cathédral Saint Apollinaire, en Valance - se convirtió en todo un desafío y en una nueva lección para los miembros de Coralia. “Existen momentos en las giras, particularmente en una como ésta, en que la mente tiene que trabajar más que el cuerpo”, explica la profesora Acevedo Lucio. “Cuatro días corridos presentando un programa completo -de casi 2 horas de duración- invita al coralista a hacer menos de lo que acostumbra debido simplemente al agotamiento físico y mental. Antenoche Coralia demostró que hay que ir más allá del cansancio y seguir cantando con la excelencia como norte”.

“En Valence, Coralia demostró nuevamente que es una agrupación coral de dotes especiales”, asevera Carmen. “Su repertorio sacro resonó con profundidad, sin excesos de reverberación. Nuevamente una magnifica acústica en un lugar de imponente arquitectura. Al concluir el concierto el público hizo sentir su aprobación con contundentes aplausos que no terminaron hasta que cantamos una ‘ñapa’, y aun luego de ésta querían otra pieza. ¡Qué manera tan bonita de sentir el apoyo y gozo de un público!”.

Anoche Coralia se presentó en St. Jean de Muzols y esta noche la gira llega a su fin en el Palacio del Papa, en Avignon.'

(Fotos / José A. Robledo)

#Coralia #Francia #Carmen

21 vistas

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.