• Mario Alegre-Barrios

'Los vecinos de arriba', espejo para las relaciones de pareja


A “ANA” Y “JULIO” el matrimonio se les está muriendo entre la inercia y el hábito, entre la monotonía y la costumbre, entre el silencio y el hastío. Para ella, esto es obvio; él apenas parece darse cuenta. “Ana” y “Julio” tienen amistad con “Gloria” y “Brian” –los vecinos de arriba– una pareja bastante “festiva” que durante una reunión les sirve de espejo, no solo para mirarse, sino también para calibrar su relación y replantearse el futuro de su convivencia en crisis.

Esta es la idea en la que descansa la trama de Los vecinos de arriba, obra del español Cesc Gay que desde este viernes sube a escena en la Sala de Drama René Marqués del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, con un elenco integrado por Suzette Bacó, Junior Álvarez, Kisha Tikina Burgos y Modesto Lacén, en una producción de Anilom, con Omar Torres como director. Las funciones –durante dos fines de semana consecutivos– serán viernes y sábados a las 8:30 p.m. y domingo a las 6:00 p.m. El jueves 1ro. de junio habrá una gala a beneficio de Taller Salud, organización con cerca de cuatro décadas de trabajo en favor de la salud de la mujer y la paz en comunidades de Loíza, entidad a la que Modesto pertenece, como miembro de su Junta de Directores.

–Este proyecto nace del deseo de hacer una obra que tuviera balance entre humor y contenido –dice Omar–. Uno de los grandes problemas con las comedias es encontrarlas con contenido. Es difícil, pero ésta lo tiene. Por ser española, es muy libre en su temática sexual y muy típica en la producción de este autor. Hay infinidad de obras que hablan de la relación de pareja, pero lo interesante aquí es cómo él se adentra en los miedos que frecuentemente tienen las personas de saber quiénes son en realidad.

Omar explica que este proyecto comenzó a fraguarse hace cerca de dos meses y que desde el inicio tuvo definidos los nombres de los actores que deseaba para el elenco.

–Lo supe desde el principio y es la primera vez que me sucede que esa idea original se me cumple –dice–. Pensé en Suzette, Junior, Kisha y Modesto y fueron ellos los que llegaron… fue bien loco, porque los tres primeros viven en Puerto Rico y era más probable que aceptaran, no así Modesto, que se la pasa fuera de la Isla. Pero los cuatro aceptaron y aquí estamos, preparándonos para el estreno. El papel de cada cual estaba definido desde el primer momento. Más que intentar construir personajes muy distantes a sus personalidades, es hacer menos largo ese camino según los rasgos de ellos en lo personal.

Los de abajo…

Suzette Bacó es “Ana”, la esposa de “Julio” (Junior Álvarez), “matrimonio en crisis, en el que la rutina y cotidianidad han hecho que se distancien mucho”.

– “Ana” está muy consciente de que esto está sucediendo y muy cansada de la situación –dice Suzette–. “Julio” no tanto, si acaso en el proceso de empezar a darse cuenta de que ya no están conectados, pero sin gran preocupación y dispuesto a seguir viviendo de la misma manera… ella ya está en ese punto en el que sabe que tiene que tomar una decisión, pero por diversas circunstancias no se siente lista para dar ese paso… eso es lo que suele ocurrir en las relaciones de muchos años y que solo pude ser resuelto sentándose a decidir si se termina o se continúa.

Suzette agrega que es entonces cuando “los vecinos de arriba” llegan para replantear esa relación, con la visión de una pareja completamente distinta a la que ella forma con Julio.

–Mi personaje entiende que puede explorar otras cosas, pero entiende que su pareja no –explica–. Este encuentro de alguna forma precipita las condiciones para que “Ana” y “Julio” se vean forzados a discutir su situación. Es una comedia, pero con mucha reflexión, como dijo Omar. Cuando se tiene una comedia con contenido, es una maravilla. Estamos muy felices de ser parte de esta producción. Todos tenemos o hemos tenido relaciones de pareja así, que se desgastan. Son situaciones que se pueden dar en cualquier momento, en cualquier pareja. Es verse uno mismo reflejado en un texto y que te dé par de bofetadas mientras te ríes.

Aunque de alguna manera se le identifica más dentro de la comedia, Suzette asevera que esto no determina que también la seduzcan poderosamente otros géneros.

–Cuando hay un personaje con una profundidad como la de “Ana” y un texto como éste, el desafío es mayor y de ahí viene de alguna forma el amor por este oficio –explica–. Es algo muy diferente a lo que usualmente hago. Siempre trato de buscarle a cada personaje ese ángulo que me permita encariñarme con él de tal forma que me permita disfrutarlo y darle vida con un compromiso absoluto. Todos los personajes que me ha tocado hacer con Omar han sido siempre bien intensos y eso me apasiona mucho realmente.

Al pensar en qué se parece a “Ana”, Suzette dice que en la cautela que ambas tienen ante los cambios y la “aprehensión que ellos les causan".

–Como a ella, a mí me cuesta dar pasos radicales para el cambio –acepta–. Una vez lo doy, me “zumbo”, pero tomar la decisión, me cuesta. Soy muy analítica y antes de lanzarme, lo pienso mucho… trabajar con esto es parte de mi proceso de crecimiento.

Junior comenta que dar vida a personajes como el que le corresponde en esta producción depende del “saco de vivencias” que cada actor carga de sus propios procesos.

–Para mí, actuación es vida vivida también –asevera Junior–. Yo tuve una discusión muy buena con todos los miembros de la producción en la que planteé que, a mí, mis vivencias me llevaban a unas cosas con mi personaje, a luchar contra él por algo. Yo también pasé por procesos de divorcio en los que, al principio, yo me eché toda la culpa, y luego me di cuenta de que no era así, que todos tenemos responsabilidad. En esta pieza en cierto momento me sentí con esa carga de la culpa y lo peleé, porque me pasó en mi vida y ahí también lo tuve que pelear. Esa línea entre vida y actuación es algo que los actores cruzamos tanas veces hasta que la borramos.

–Yo también he tenido que hacer personajes que pasan precisamente por lo que yo he estado viviendo –dice Suzette–. Hacía la función y el sentimiento que salía era el mío, el que estaba pasando en mi realidad.

Los de arriba…

–La pareja de “Gloria” y “Brian” es muy… “festiva” –dice Modesto con una gran sonrisa–. Muy alegre… ambos celebran su relación a través de su sexualidad de una manera muy abierta, melosa, ruidosa… Ella es sicóloga y “Brian” un bombero inocente, a veces infantil pero que complementan muy bien. Ella suele ser maternal y él la anima a que siga abriéndose a otras posibilidades, entre ellas la de iniciar un encuentro sexual con “los de abajo”.

– “Gloria” y “Brian” ya tienen este tipo de encuentro con otros amigos y desde hace algún tiempo tienen en su “radar” a esta otra pareja, que vive justamente debajo de ellos –dice Kisha Tikina–. Han decidido invitarlos a ver qué pasa y cómo fluyen las cosas.

–A raíz de eso es que todo se revoluciona en su propia relación –apunta Modesto–. Descubren cosas de ellos mismos que no sabían y comienzan a sacarse “sus trapitos al sol”, como parte de un proceso en el que, con humor, se hace una reflexión. “Brian” y yo nos parecemos en que todavía creemos en la bondad de la gente y de que es posible cambiar al mundo para bien. Vemos las cosas sin malicia, con el entusiasmo propio de un niño ante lo bonito, lo bueno, lo nuevo… eso lo compartimos.

–Para mí es muy interesante este proyecto porque me toca hacer la obra en momentos muy míos y personales de transición –dice Kisha Tikina–. Estoy muy cerca de lo que ha enfrentado esta mujer, un cambio, y darse espacio para otras cosas. Me parece que esta pieza tiene una gran pertinencia, no solo en lo personal, sino también en nuestra dimensión como país, porque en la medida que el ser humano tenga una apertura sexual y sepa lo que quiere en diversos planos de la vida, podemos ser una sociedad mucho más sana, más comprensiva, menos violenta. Y esta obra presenta una de esas otras posibilidades, otras prácticas, otras formas de relacionarse.

Respecto a la gala del 1ro. de junio, Tania Rosario, coordinadora general de Taller Salud, dice que “además de ser una excelente oportunidad de disfrutar la puesta en escena de una producción que se ha presentado exitosamente en otras partes del mundo, la temática nos pareció muy apropiada respecto a la labor que realizamos en Taller Salud”.

–La paz y la salud de las mujeres tiene muchos aspectos, y sin duda las relaciones de pareja juegan un papel muy importante en la vida de quienes las viven –señala Rosario–. Además de apoyar esta producción local, con la compra de los boletos estarán contribuyendo a continuar nuestra labor e impactar a más personas y más comunidades.

La ficha técnica de Los vecinos de arriba la integran Sulmany Andújar, como regidora y asistente; Lynette Salas, diseño de iluminación; Cristina Robles Arias, diseño de vestuario; Cristina Sesto, utilería; Flor Marina y Omar Torres, diseño de escenografía; Carlos Muñoz, maquillaje; Gustavo Castrodad, artista gráfico; Edwin David "Chimbo”, fotografía; y Paloma Gutiérrez Dávila, como coordinadora de medios.

Boletos a la venta en Ticket Center (787) 792-5000 / www.tcpr.com y Bellas Artes (787) 620 4444.

#Suzette #Modesto #Junior #Kisha #teatro

70 vistas

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.