• Mario Alegre-Barrios

Johanny Navarro estrena en Washington su primera ópera


CUANDO SE GRADUÓ del Conservatorio de Música de Puerto Rico en mayo de 2015 y decidió realizar sus estudios de maestría en Composición en la Universidad Católica de América, en Washington D.C., Johanny Navarro jamás pensó que seria tan difícil vivir alejada de Puerto Rico.

La jornada, la nostalgia, el aprendizaje, los viajes de ida y vuelta, el estar allá sin dejar de estar en la Isla duraron dos años y oficialmente culminan esta martes con el estreno de Frenesí -su primera ópera- en su recital de graduación -en la Universidad Católica de América- que será transmitido por la propia Johanny a través de su cuenta de Facebook a partir de las 7 de la noche.

En la obra -de unos 45 minutos de duración- participan tres cantantes puertorriqueños, amigos de Johanny -estudiantes en diversas ciudades de Estados Unidos- , que no dudaron un instante en acudir -gracias al auspicio para su estadía de la entidad Friends of Puerto Rico- al llamado de su colega y paisana. Ellos son la soprano Natalia González Santaliz, el tenor Pedro André Arroyo Ojeda, y el barítono Israel Lee Urbán. El maestro Wyatt Thompson diigirpa un pequeño grupo de cámara integrado por la clarinetista Natalie Pucillo, los violinistas Enrique Reynosa y Shinya Blattmann, la violista Meghan Gieske, la violonchelista Bridget Hone y el pianista Jiashu Song, con Eliza Durham como director de escena y Alex Davis como responsable del diseño de iluminación.

-El esfuerzo y el sacrificio han sido muchos -dice Johanny vía Skype en un breve paréntesis del ensayo del domingo por la noche-. Dejé muchas cosas en Puerto Rico para hacer esto. Al principio se me hizo muy difícil dejar a mi familia amistades, trabajo y toda una vida, para empezar nuevas relaciones, nuevos estudios. Ahora mismo estoy en la Escuela de Música de la Universidad, en el “dress rehearsal” y ver a tantos amigos míos en el escenario que están haciendo conmigo en verdad que es muy emocionante y me conmueve. Estoy feliz por todo esto, por la oportunidad de hacer música nueva, de profundizar en mis relaciones con otros músicos y ellos, mis amigos y colegas, están haciendo todo lo que es posible para que esto quede estupendamente. Pienso que pude hacer una ópera, que no estoy sola sino rodeada de gente buena y talentosa que se “tiró la maroma” conmigo… he estado reflexionando mucho en esto durante los últimos días y en verdad que soy afortunada.

Al hablar de las cosas que más añora desde Washington, D.C., Johanny asevera que la familia, las amistades y la cultura.

-Es una mezcla de muchas cosas -asevera-. Y todo fue “de cantado” y como que no estaba preparada mentalmente para eso, pero afortunadamente he podido manejar muy bien esas cosas y me ha ido de maravilla en estos dos años en lo que mi música se refiere. Mi papá también es músico y estudio en Berklee. Él me dio mucho apoyo y me dijo que entendía por lo que yo estaba pasando, pero que era pasajero y que todo todo iba a ser para bien.

Johanny comenta que su maestría es en composición de música para teatro y que originalmente pensó en un ballet como obra para su recital de graduación, pero por circunstancias en el camino derivó hacia una ópera, desafío sin duda monumental pero que ella abrazó con mucho entusiasmo.

-Esto comenzó en verano del 2016 -explica-. Me reuní en Puerto Rico con José Félix Gómez y la hablé de este proyecto. Aceptó ayudarme y servirme de “coach”. El verano pasado lo pasamos escribiendo el libreto y en agosto, al regresar a Washington, comencé a escribir la música. Terminé la ópera en diciembre, la sometí a mi jurado y aquí estamos, a punto de estrenarla.

Al hablar de las complejidades que se enfrentan al componer una obra de esta naturaleza, Johanny señala que en proyectos así, “la música no es solo la música, sino que depende de muchos factores que no dependen necesariamente del autor”.

-Por ejemplo, la historia y el libreto, como antecedentes de la música y, luego, el proceso de producción, que es en el que estamos ahora mismo -señala-. Seguimos trabajado, ahora con el director de escena, quien me pregunta cómo yo visualizo las diversas escenas para entonces desarrollar el movimiento y los bloqueos. Es un proceso muy largo en el que se involucran muchas personas y que culmina con la presentación.

Frenesí está basada en varios capítulos del Don Quijote, de Miguel de Cervantes, en el que “el ingenioso hidalgo” cuenta la historia de un curioso impertinente que le pide a su mejor amigo que seduzca a su propia esposa para poner a prueba la fidelidad de ella.

-De ahi viene la idea -dice Johanny-. En la Escuela Libre de Música hice esa lectura y tuve que hacer con ella un musical. Me pareció que el tema era perfecto para esta ópera en un acto. Tenía el texto y solo era cuestión de organizarlo, ampliarlo y pulirlo, y ahi es que me comunico con “Jofe”. La historia trata de un triángulo amoroso en el que "Anselmo" le pide a su amigo "Lotario" que intente conquistar el corazón de "Camila", la esposa del primero, para ver qué sucede. "Lotario" le advierte que es una mala idea, pero "Anselmo" insiste. "Camila" se enamora de "Lotario" y abandona a "Anselmo", quien se vuelve loco porque comprende que es culpable de lo que sucedió. Al final es una tragedia que justifica el subtitulo de la ópera: “El amor nos cuesta… nos cuesta la vida”.

Como colofón, Johanny reitera que el estreno de Frenesí -este martes a las 7 p.m.- será transmitido en vivo a través de su cuenta de Facebook.

-A todos los que deseen acompañarme, los espero en esta transmisión. Es algo muy importante para mí y será estupendo que se conecten para que estén conmigo. MI cuenta en Facebook es https://www.facebook.com/JohannyNavarroComposer/.

#Johanny #Washington

334 vistas

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.