• Mario Alegre-Barrios

Tafelmusik, Bach y la creación como un círculo


LA MÚSICA ES LA música y sus circunstancias. La música es la música y quien la crea, pero también es todo su entorno: los instrumentos, sus fabricantes, los materiales, la sociedad, las modas, los valores estéticos, la economía, la política, en fin.

Anclado a esta realidad nace el proyecto J.S. Bach: El círculo de la creación, espectáculo multmedio que Tafelmusik -famosa agrupación canadiense de música de cámara- presenta este sábado a las 8 p.m. como parte de la oferta del Festival Casals. Este singular concierto sigue un concepto, programa y guión de Alison Mackay, con la dirección musical de Jeanne Lamon y Blair Williams como narrador, Marshall Pynkoski como director de escena, Glenn Davison como diseñador de producción y director técnico y Jane MacRae como editora fílmica.

La llegada de Tafelmusik a Puerto Rico no sería sino hasta viernes por noche, con un ensayo técnico programado para el sábado por la tarde, con la posibilidad de realizar una entrevista telefónica que finalmente no se pudo concretar.

“La orquesta barroca Tafelmusik está encantada de presentar a J.S. Bach: El círculo de la creación, una celebración del genio de Bach y la última creación multimedia de Alison Mackay, creadora de producciones fenomenalmente exitosas de Tafelmusik vistas en todo el mundo, como lo son The Galileo Project y House of Dreams”, dice la página digital de Tafelmusik en relación con este proyecto.

"J.S. Bach: El círculo de la creación –añade– combina textos, música, un impresionante vídeo y una serie de imágenes para explorar el mundo de los artesanos –fabricantes de papel, talladores de violín, hilanderos y artistas– que ayudaron a J.S. Bach a llevar el genio musical a su máxima expresión. Este programa dedicado íntegramente a Bach es realizado por los músicos de Tafelmusik enteramente de memoria. J.S. Bach: El círculo de la creación combina la tecnología del siglo XXI con una exploración de la tradición y habilidad de artesanos y artesanos del viejo mundo. Al igual que lo hace con sus proyectos anteriores The Galileo Project y House of Dreams, la última creación de Mackay redefine la experiencia del concierto.

Según las notas al programa obtenidas también del hogar digital de Tafelmusik, “el concierto comienza y termina con poesía en torno a los patronos honorarios de Leipzig, la ciudad de Bach”. “Son ellos Apolo, el dios romano de la música, y su hermano Mercurio, quien creó un espléndido instrumento musical con el carapacho de una tortuga y siete cuerdas de tripa de oveja”, añaden.

Como parte del programa se proyectarán imágenes de los artesanos contemporáneos con Bach, así como de los manufactureros actuales de instrumentos que siguen utilizando las antiguas técnicas de sus predecesores para crear los que utilizan los artistas de Tafelmusik.

Por lo que atañe a la música –explican las notas al programa– “gran parte del programa es representativo de lo que se hubiera tocado en el famoso Café Zimmerman, en el centro de Leipzig”. “En 1695, el gremio de comerciantes de Leipzig pidió al ayuntamiento que instalara farolas en las calles, como en Viena y Berlín, que ardieran toda la noche para evitar los incesantes crímenes nocturnos”, se comenta. “En la Nochebuena de 1701 se instalaron 700 farolas de aceite en la ciudad, con lo que la gente se sintió más segura de caminar por las calles en la noche y los cafés se convirtieron en sedes de recreación y música”.

“Bach dirigía un conjunto que tocaba los viernes por la noche en el café de Gottfried Zimmerman, quien compró instrumentos para la ocasión”, ilustra el texto. “Las suites orquestales BMV 1066 y 1068, el tercer concierto de Brandemburgo, el trío sonata BMV 1039, las Variaciones Goldberg y los solos breves de clavecín, violín o violonchelo son típicos de la música que Bach habría interpretado con sus familiares, estudiantes universitarios y los músicos aficionados que componían el conjunto Collegium Musicum. Algunos músicos profesionales de la banda municipal también participaban de estas funciones”.

Los integrantes de Tafelmusik visitaron la ciudad de Leipzig en junio de 2014 como orquesta residente durante el festival que cada año celebra el legado del llamado “Padre de la música”. “Inmersos en la atmósfera de la ciudad natal de Bach, pudimos explorar el quehacer de los artesanos que trabajaron para él, guiados por nuestros generosos asesores del Museo Bach, quienes aportaron muchas de las imágenes para este proyecto”, agregan las notas al programa. “El concierto termina con una reflexión en torno a las manos y las miles de horas que toma dominar lo mismo un arco de violín que un cincel. En esas largas horas de trabajo, músicos y artesanos se sustentan en la belleza de los materiales, la virtud de sus herramientas, la guía e inspiración de sus mentores y la euforia de poder explorar el arte de un gran genio”.

#Tafelmusik #Casals #música #Bach

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.