Lo que queda de las palabras...

CUANDO DIJE hace algunos días que escribir servía para muy poco o nada, varias personas pensaron que estaba yo tan harto de todo que no solo jamás volvería a hacerlo, sino que quizás estaba a punto de apresurar lo que a todos en su momento nos habrá de llegar. Los mensajes de aliento –que agradezco profundamente– no se hicieron esperar, pero debo aclarar que jamás pensé en dejar de escribir y tampoco en anticipar mi partida. Abandonar la escritura sería perder mucho de lo que

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram