• Mario Alegre-Barrios

Pepe Ojeda, del supermercado a Hollywood para hacer historia


UN DÍA DE SEPTIEMBRE del año pasado, mientras hacía la compra en un supermercado del área metro, José “Pepe” Ojeda recibió una llamada telefónica. La voz al otro lado de la línea le dijo que estaba buscando compositores puertorriqueños para la música de una película. Seguramente algo local, pensó él. Pero no, se trataba de una producción de Hollywood, Réplicas, con Keanu Reeves.

Hace apenas unos días se hizo historia en Puerto Rico, cuando se grabó la música para este largometraje en el que el puertorriqueño José “Pepe” Ojeda hace mancuerna con Mark Kilian para la composición de la banda sonora.

En Astra Studios en Hato Rey –heredero del espacio que alguna vez albergó a la célebre Ochoa Recordings– una treintena de músicos, entre violines, violas, violonchelos y contrabajos, muchos de ellos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico –bajo la batuta de Ojeda– grabaron los temas para varias de las secuencias de suspenso y acción de este "thriller" que se espera sea estrenado durante el otoño.

–Yo no sabía nada de este proyecto que ya se estaba filmando en Puerto Rico –explica Pepe en una entrevista lograda gracias a la ayuda de la amiga Yessica Lanza-Vélez–. Me pidieron un resumé, busqué el más reciente que tenía, que ya era viejo, le saqué el polvo y lo puse al día. Busqué unos demos… no había hecho nada de "sci-fi" (ciencia-ficción), hice algo al momento, envié todo y no supe más de ellos por mes y pico. Ya había dado eso por perdido cuando me volvieron a llamar. Les había encantado mi demo y querían que hiciera algo más, para competir con otros aspirantes. Luego supe que estaba entre los finalistas y envié otro demo. Lo siguiente fue una llamada preguntándome cuándo podía viajar a Los Ángeles.

Cuando Pepe llegó a esta ciudad, se dio cuenta de que esta película era algo histórico para Puerto Rico.

–Hasta donde yo sé, aquí venían a filmar y se iban –añade–. Usaban el “location”, una buena playa, o usar lugares de la Isla para decir que son algún otro país. Pero acaban eso y hacen toda la postproducción en Los Ángeles, pero esta es la primera vez que se abre el “bracket” de producción y no es solamente filman aquí usando telento local, sino que parte de la postproducción, como las gráficas, el sonido y la música se hace aquí también. Y de momento usan a un compositor puertorriqueño radicado en Puerto Rico para hacer parte de la música, desde aquí. Yo no compuse en Los Ángeles, sino aquí. Y para completar, se graba parte de esa banda sonora en Puerto Rico.

Mark y Pepe no se conocían.

–En este caso, Pepe viajó al principio a Los Ángeles y conversamos acerca del concepto y de lo que queríamos lograr –dice Mark–. Claro que no sabíamos con certeza como fluiría todo, pero comenzamos a trabajar. Cada cual seleccionó las partes de la película que quería… en el principio pareció que Pepe gravitaría alrededor solo de las secuencias de acción, pero luego también hizo cosas emotivas y de suspenso.

–Fue algo muy orgánico que fluyó sin mucho esfuerzo –añade Pepe–. Pronto nos sorprendimos ambos muy favorablemente por la manera como comenzaron a fluir las cosas.

Pepe señala que primero hicieron la música de manera “virtual” para conseguir la aprobación de los responsables de la producción y, una vez esto ocurrió, se hizo con orquesta.

–Ahora estamos grabando lo que va en vivo, con la orquesta, y lo terminamos en un día, hoy mismo –dice–. No es que yo solo me dediqué a las secuencias de acción, pero sí tenía la inquietud por probar con ellas. Aquí en Puerto Rico se hace mucha película dramática y yo ya he hecho como seis o siete de ellas. Esto me retó. Persecuciones, tiros, peleas… También hay escenas con mucho drama… cada uno gravitó hacia lo que quería hacer y salió muy natural. Esta película tiene ochenta y pico de minutos de música y, por el “time frame” que había, era muy difícil para un solo compositor tener toda la carga. De ahí viene esta colaboración entre Mark y yo. Y ya Mark había trabajado con el director de la película, Jeffrey Nachmanoff, el libretista de The Day After Tomorrow.

Mark –nacido en Sudáfrica y graduado de la Universidad del Sur de California– confiesa que, hasta antes de esta primera visita a Puerto Rico, conocía muy poco de la Isla y que, cuando escuchaba este nombre, pensaba en Cuba.

–Bueno, en realidad no sabía nada de Puerto Rico –acepta con una sonrisa–. Pero estoy muy gratamente sorprendido con lo que me he encontrado aquí. He estado en Cuba y hay mucho aquí que es parecido. Y esta experiencia con los músicos, “fiuuuu”, de primera.

–Hicimos un escogido de los músicos… diría que un 75 u 80% son miembros de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico –dice Pepe–. Yo creo que el día de hoy estamos haciendo historia en varias facetas y se sientan las bases para futuras participaciones de esta índole con talento boricua. Claro que antes ha habido compositores puertorriqueños que han participado en producciones de Los Ángeles pero que viven allá, como es el caso de Raymond Torres-Santos, pero hacerlo ahora desde aquí para allá, sienta un precedente. También es muy significativo e importante que se haya incluido una orquesta con músicos puertorriqueños, porque esto se pudo haber hecho en Budapest o en Los Ángeles mismo.

Pepe añade que una de las razones principales para que esto haya ocurrido en Puerto Rico son los incentivos contributivos.

–Si no existieran estos estímulos a mí ni siquiera me hubieran llamado –asevera–. Claro que, además de esto, tenían que asegurarse de que aquí hubiera el talento y la talla para una producción como las que Hollywood acostumbra hacer. Pero sin duda, esa posibilidad contributiva los hizo mirar para acá. Esto ha sido muy positivo en todos los sentidos y da a la gente de Los Ángeles una perspectiva estupenda de lo que se puede hacer en Puerto Rico.

–Luego de escuchar y ensayar y grabar una y otra vez sus respectivas partituras para esta película, ¿qué opinan de ellas?

–Es difícil responder eso –dice Mark–. Esta uno tan cercano al proceso que esa opinión no es muy objetiva.

–Uno puede pensar que hizo una obra maestra, pero si al director no le gusta, hasta ahí llegó todo –dice Pepe–. Por esto es que es tan importante en este caso la reacción del director y del “crew” que trabaja en el proyecto: quiere decir que lo hicimos muy bien. Uno mismo suele estar muy satisfecho con lo que hace, pero al final es la decisión de otros. El arte se da cuando lo que a ti te gusta como creador coincide con lo que a otras personas les gusta. Y ese es el gran reto.

El estudio

Para Iván Belvis, encargado de la administración de Astra Studios dice que en ese lugar estuvo la legendaria Ocho Recording, en el centro de una zona de gran efervescencia creativa en el mundo de la publicidad.

–Para nosotros es un honor tener un espacio de la categoría y con los atributos necesarios para hacer este tipo de trabajo –dice–. Con mucho orgullo y humildad puedo decir que este lugar es único y que esté aquí este equipo de trabajo acostumbrado a lo mejor es sin duda algo muy emocionante y significativo.

Iván explica que específicamente el estudio donde se llevó a cabo esta grabación fue construido en 1978 y su diseño se mantiene intacto.

–Lo único que se ha cambiado, obviamente, ha sido aquello que tiene que ver con los cambios tecnológicos, como equipos digitales, luces y acondicionadores de aire –añade-. Claro que han hecho otros estudios en Puerto Rico, pero los valores acústicos de este estudio son únicos. Cuando Pepe trabajó en Ochoa, este era el estudio de él y en esta ocasión Pepe mismo fue quien dijo que quería trabajar aquí este proyecto. Un día como hoy, hace dos años, Pepe me visitó en este mismo lugar y me dijo “ojalá pronto tengamos algo para trabajar de nuevo juntos”. Ahora se dio esto. Es increíble.

Calces:

Foto superior: Pepe Ojeda dirige al grupo de músicos boricuas en Astra Studios.

Segunda foto: Mark Kilian y Pepe Ojede, autores de la banda sonora de “Réplicas”.

Tercera foto: Mi crítico de cine favorito, Mario Alegre-Femenías.

Cuarta foto: Mark Kilian e Iván Belvis, desde los controles de grabación.

#KeanuReeves #Ojeda #cine #MarkKilian

0 vistas

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.