• Mario Alegre-Barrios

El textil como recurso artístico, en el Museo del Reciclaje en Hatillo


Trabajo de Laura López Chesa (España)

EL AZAR -UN ENCUENTRO fortuito con la diseñadora Tania Andrea- y con el paso del tiempo el artista multidisciplinario Quintín Rivera fue reclutado como curador de la exposición “¡Éje textil!”, que tendrá su jornada inaugural hoy sábado -entre 3 y 8 p.m.- en el Museo del Reciclaje de Puerto Rico, en el Municipio de Hatillo, proyecto que reúne trabajos en ese medio de -además de Tania Andrea- de las boricuas Zaida Adriana Goveo Balmaceda y Olga Sofía Calvo, así como de Lindsay Carone, de Estados Unidos; Vanessa Freitag, de México y Brasil; Ivonne Ferrer, de Cuba; Allison Kotzig, de Eslovaquia y Estados Unidos; y Laura López Chesa, de España.

“En diciembre pasado yo produje un evento denominado ‘Pas-Pas’, ‘Paseo Pasarela’, donde reunimos a veinte diseñadores de toda la isla, y entre ellos estaba Tania Andrea, una persona que me llamó mucho la atención por su profesionalismo, así como por lo espectacular de su trabajo”, explica Quintín. “Ella es de Camuy… y me habló de este Museo de Reciclaje. Me acerqué a él y ahí comencé a compartir con esta serie de mentes privilegiadas, jóvenes que están apasionados por el tema del reciclaje, bajo la dirección de Ián González Bascó. Ellos se han comprometido con una serie de proyectos en los que cualquiera, en su propio hogar, puede triturar, derretir e inyectar su plástico reciclado en moldes para reusarlo, y trabajar así con el reciclaje desde lo doméstico, algo que el gobierno no está atendiendo”.

Quintín -quien asevera que las mentes de los artistas son las que constantemente están buscando soluciones a los problemas- señala que al ver la dimensión y hondura del proyecto de estos jóvenes, de inmediato buscó la manera de integrarse a su agenda. Se convirtió en su “mentor artístico”, y -cuando surge la idea de esta exposición- en su curador.

“Para mí fue una reto muy interesante”, señala. “La premisa era que se iba a trabajar con el tema del textil, ya que los tres materiales que más se propone reciclar en este país, es el plástico, el cartón y los textiles. Ellos ya habían hecho una exposición sobre el plástico, que se llamó ‘Plasticuario’, y la idea era que se generara una discusión sobre el textil y cómo se reutiliza. Con eso como punto de partida, reunimos un equipo de ocho artistas, tres nacionales y cinco internacionales, cada cual con su respectiva propuesta de cómo aplicar los textiles en sus discursos creativos”.

Quintín añade que “¡Éje textil!” tiene como misión principal “explorar la gama de intersecciones transversales entre la creación conceptual y la confección del medio textil”.

Trabajo de Lindsay Carone (Estados Unidos)

“Ejemplos de esto son: la reutilización de materiales reciclables, como el plástico y los retazos de tela, aplicados a las técnicas de la costura y el diseño de moda; las exploraciones de materiales variados, como la cerámica, la hebra, el hueso y la piedra, para la escultura, la instalación y hasta el videoarte; además de las exploraciones del ritual, como el teñido, el entretejido y los procesos creativos de cada artista”, apunta. “Este acercamiento de múltiples posibilidades comprenden una expansión de las tradiciones del medio textil. Utilizamos la palabra ‘éje’, por un lado, por la utilización de la interjección verbal coloquial, al decir: ‘Éje’ o ‘éjele’, como saludo a la llegada de una persona. En un juego de palabras, por el otro lado, por el elemento mecánico, el artefacto del eje, el cual mantiene en sitio la rueda con la que se confecciona el hilo. Entre hacer referencia a las mecánicas del medio y un saludo a las nuevas tendencias del arte contemporáneo textil, esta selección de artistas espera dejar su huella en el Museo del Reciclaje de Puerto Rico en el Municipio de Hatillo, entre sus visitantes y sobre el panorama cultural de la historia del arte puertorriqueño. Reconocemos la singularidad de un museo de esta naturaleza, el cual se dedica a la educación urgente de las nuevas formas de coexistir con la inmediatez del medio ambiente global”.

Quintín señala que el criterio fundamental para conformar el elenco de artistas de “¡Éje textil!” fue que cada artista tuviese un acercamiento distinto al medio. “Mi propuesta fue crear una diversidad de acercamientos, con entradas y salidas creativas de cómo el textil se puede utilizar para crear obra artística”, apunta. “Para mí es muy estimulante validar que las artistas del patio están a la misma altura de sus colegas internacionales. Se trata de investigaciones generacionales… estas artistas están más o menos en la misma edad, como parte de esta modernidad en la que la tecnología les permite estar interconectadas en tiempo real sin importar en qué lugar del mundo se encuentren. Nuestras artistas siempre tienen un ímpetu por sobresalir, como si la falta de apoyo y oportunidades fuesen un aguijón”.

Para el artista cagüeño, ésta es la primera ocasión en la que se le está pagando por su trabajo de curaduría, gracias al auspicio de la corporación Reciclajes del Norte, dueña del Museo del Reciclaje.

La artista Olga Sofía Calvo y su trabajo (Puerto Rico)

“No es hasta que terminé mi doctorado que yo me atrevo a decir que puedo ser curador, una disciplina que, en rigor, necesita de investigación. Yo soy artista, antes que otra cosa”, explica Quintín. “En principio, me causa un conflicto interno… mi práctica artística es como la gota de agua y con el paso del tiempo yo me he adaptado a las oportunidades que existen y me he movido de medio en medio. Entiendo que hacer curaduría ahora, en este momento de mi vida y de mi carrera, es otra forma de hacer arte. Nunca me he querido hacer llamar curador, pero ya vez, se me ofreció esta oportunidad y ¿por qué no? Los curadores investigan, se meten a los talleres de los artistas, escriben sobre ellos, viajan, hacen un trabajo muy riguroso de investigación. Yo he organizado sobre 200 exposiciones pero eso no significa que yo haya hecho trabajo curatorial. Pero a partir de mi doctorado, desarrollé unas metodologías que podrían entrar en esa órbita. Éste sería mi segundo trabajo curatorial, el primero fue el de mi tesis doctoral, que se exhibió en una galería de Brooklyn, en Nueva York y que se volverá a exponer en mayo en el Museo Clemente Soto Vélez, también en Nueva York”.

Los días y horarios de visitas y recorridos para “¡ÉJE textil!” luego de la apertura serán los viernes y sábados de 3:00 p.m. a 7:00 p.m por reservaciones con grupos reducidos, siguiendo los protocolos para la mitigación del COVID-19. Para citas, llamar al (787) 544-6330.

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.