• Mario Alegre-Barrios

Lourdes Quiñones habla no tan 'breve' y 'desde el corazón'


TAN ACOSTUMBRADOS estamos a verla como parte de las producciones de Teatro Breve, que no deja de sorprender descubrir el nombre de Lourdes Quiñones como parte del elenco de “30 días sin ti”, obra que desde este jueves se presenta en el Teatro Coribantes, con Denise Quiñones como protagonista, en el marco de la duodécima edición del Festival del Tercer Amor.

Lourdes asevera que recibió esta invitación con mucha alegría, porque le gusta “trabajar con otra gente”.

-El público me identifica solo con Teatro Breve, pero la verdad es que cada cual tiene una vida independiente -dijo poco antes del ensayo de ayer lunes-. Quiero mucho a todos mis compañeros de ese grupo, pero también me gusta trabajar con otras personas, actores y directores distintos. Desearía que me llamaran más… sé que estar en Teatro Breve limita eso porque trabajamos mucho en este proyecto, pero estoy abierta a hacer otras cosas si la agenda me lo permite. Cuando Gary Homs (el productor de “30 días sin ti”) me llamó, acepté de inmediato.

Risueña intermitente, Lourdes señala que desde muy pequeña supo que su vida estaría ligada de alguna forma al arte.

-Sabía que mi camino estaba en el arte -recuerda-. Mi mamá lamentablemente no guiaba y mi papá trabajaba un montón. Ella no me podía llevar a nada, a ningún sitio, a ninguna clase de algo. Logré apuntarme en unas clases de baile y después de la segunda, mi papá me dijo, hasta aquí, no puedo más, y me quedé con las ganas del baile. Después, a los diez años de edad, conseguí un pintor que vivía por mi urbanización, en Ponce. Daba clases y yo le dije a mi mamá que quería tomarlas. Cada clase costaba diez pesitos. Se los pedía a mi mamá, me montaba en la bicicleta y me iba a la clase… pero al poco tiempo este maestro se mudó y ahí se chavaron las clases.

La salvación a sus inquietudes llegó cuando su hermana mayor empezó a guiar y a estudiar arquitectura.

-Cuando ella tuvo que hacer su portafolio, consiguió una maestra de arte y por ahí mismo yo me colé y pinté -recuerda-. Desde los 10 hasta los 14 años estuve pintando al óleo. Precisamente cuando tenía 14, abrió la Escuela de Bellas Artes de Ponce, audicioné y me matriculé con mi hermana, que era la que manejaba. Estuve desde los 15 a los 18… así empecé y desde entonces no he parado.

-¿Cómo manejas ser tan famosa, con toda esa popularidad que les ha dado a ti y a tus colegas de Teatro Breve el éxito de este proyecto?

Ríe a carcajadas.

-Bueno, yo no me lo creo… a lo mejor sí, hay fama, popularidad, pero eso no hace ninguna diferencia en mi vida -dice-. Hay gente que me para en la calle y me dice ah, tú eres la de Teatro Breve, la de las housewives, y yo les digo sí, gracias por el apoyo. Pero no sé, mis papás son de campo y me criaron con sencillez y por ahí sigo yo. Uso las redes porque, pues, es parte del trabajo, pero tampoco estoy pegada a eso. De alguna forma mi carrera va por donde va Teatro Breve.

En “30 días sin ti”, Lourdes interpreta al corazón de “Emi”, personaje encarnado por la ex Miss Universe de 2001.

-De entrada, lo más desafiante de este trabajo es que yo también tengo monólogos, algo a lo que no estoy acostumbrada porque mi trabajo en teatro Breve siempre es en interacción con otros actores y actrices -explica-. Es bueno intentar otras cosas y salir de la zona de comodidad. Me lo estoy disfrutando mucho, sigo en la línea de la comedia, pero con otros temas… con un texto de otro escritor. Cuando uno trabaja en un grupo como Teatro Breve, ya uno sabe cómo escribe Mike (Oliveros), cómo escribe Lucienne (Hernández). Es más, ellos suelen escribir para el actor. Ahora es otra cosa, del saque… son otras palabras, otras maneras de contar, son otros temas, otra estética. Es refrescante… me gusta mucho esto.

Aunque parecería no tener tiempo para otra cosa que no sea su carrera como actriz, Lourdes ve con mucha ilusión los estudios que cursa en medicina.

-Quiero ser “doztora” -asevera con la mirada brillante-. Estoy estudiando una carrera en medicina naturopática, en la Universidad del Turabo… Me veo haciendo teatro siempre, pero me encanta lo que estoy estudiando y será como mi part time. Me faltan todavía dos años porque no he querido dejar el teatro para estar full en la universidad. Es una carrera que se termina en cuatro años y medio, pero yo la voy a terminar en seis.

Lourdes dice que la inquietud por la medicina llegó sorpresivamente y que aceptó la aventura.

-Cuando esto sucedió mi carrera como actriz no estaba en el punto en el que está ahora y me decidí a hacerlo pesando en el futuro. Es difícil, como cualquier estudio doctoral, pero estoy decidida y enfocada en graduarme -dice-. Mis colegas de Teatro Breve me dicen que estoy garantizando mi retiro.

Para información y boletos para las funciones de "30 días sin ti" los interesados pueden comunicarse al (787) 767-7400 ó en Ticket Center, al (787) 792-5000.

#teatro #Lourdes #corazón

65 vistas

© 2016 Esto es el agua... / Creado por www.marka2pr.com

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis.